Cuentos de dientes y dentistas

Cuentos de dientes y dentistas
Estándar

A J le lavamos los dientes desde que le asomaron y, al ser tan peque, no siempre ha sido fácil. Hemos pasado por la fase de cantarle, contar, distraerle de mil formas… Hasta que llegó un momento en el que él mismo lo pide después de comer.

¡Algo que nos vino muy bien fue sacar algunos libros sobre dientes y dentistas de la biblioteca!

Cuentos para lavarse los dientes

  • Cómo enseñar a tu cocodrilo a lavarse los dientesCómo enseñar a tu cocodrilo a lavarse los dientes pertenece a una serie de cuentos pensados para explicar, de forma divertida, ciertos hábitos a los peques.
    Su ilustración es preciosa y la historia muy amena: el cocodrilo Coco no quiere lavarse los dientes pero su amiga Lola le explica, con cariño, cómo hacerlo.
  • Cuento Dientes de Genichiro YagyuDientes es del mismo autor de Tetas, que tenemos en casa. Así que ya estábamos familiarizados con la ilustración.
    No me han gustado todos los libros que han pasado por mis manos de Genichiro Yagyu, pero este le gustó mucho a J.
    Como todos los libros de esta serie, tiene poco de cuento. Más bien es un libro didáctico con unas ilustraciones y textos muy sencillos.
    Leíamos una y otra vez la parte en la que a un niño le sale una caries y de vez en cuando lo comenta al cepillarse.
  • Cuento ¡A lavarse los dientes!
    ¡A lavarse los dientes! es un libro popup muy simpático. Tiene cinta dental para pasar entre los dientes, un reloj de arena para girar y saber cuánto tiempo hay que cepillar… Con este libro descubrimos que no solo hay que cepillar la lengua por encima, ¡también por debajo!
  • Cuento Caillou en el dentista
    Caillou en el dentista ha sido el que mejor nos ha venido para que J vaya más contento a su odontopediatra. No me entusiasma este personaje pero el cuento no está mal. En ningún momento muestra la idea del miedo al dentista, más bien la curiosidad del niño por un sitio nuevo al que van.
    Lo que más le gusta a J es que al final la dentista le abre un cajón lleno de regalitos para que elija uno. ¡Igual que cuando vamos a la suya!
  • Rataplín va al dentistaLas aventuras de Rataplín 2 también tiene un pequeño cuento sobre dentistas. No le gustó tanto como el anterior pero es muy colorido y el pequeño ratón le llamó la atención.
  • Cuento ¡Cepíllate el pico, Perico!En la consulta de nuestra odontopediatra tienen ¡Cepíllate el pico, Perico!
    Al pollo Perico le sale un cacareo muy raro y su madre lo lleva al piquista. Es una historia divertida, con unos personajes muy monos, que J siempre me pide que le lea cuando estamos en la sala de espera.

Cuentos no recomendados de dentistas

  • Cuento Bautista y el dentista
    Bautista y el dentista lo devolvimos a la estantería en un segundo. Si tu hijo le tiene pánico al dentista y sólo con mencionarlo en casa ya se pone a temblar, puede venir bien este libro. Pero no es el caso de J y leerle una historia catastrofista, con niños que lloran y lo pasan mal no me parece una buena idea. Sólo ver la portada ya da cosica.

Por si no los encuentras en la biblioteca ni en tu tiendecita de barrio habitual, te dejo los enlaces para comprarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *